20 señales de que estás con un perverso narcisista

Tienes la sospecha de que podrías estar con una persona con TPN. Descubre las 20 señales de que estás con un perverso narcisista, y las posibles soluciones a tu situación.

Contenidos mostrar

Las 20 señales de que estás con un perverso narcisista

En este post te vamos a ayudar a poner remedio a tu situación en el caso de que sin darte cuenta te hayas enganchado de una forma que no te explicas a esa persona que no te está ofreciendo ni de lejos lo que en un principio se auguraba como algo increíble cuando empezó vuestra relación de cuento de hadas, pero de repente todo cambió hacía peor, y tu no entiendes que está pasando.

Aquí te lo explicamos, y te damos las claves y soluciones de cómo identificar a un perverso narcisista para ponerle solución a esta situación que vives y que te tiene sin energía y desorientado / a totalmente.

Cambia la forma de comportarse dependiendo de con quién está interactuando en ese momento

Usamos máscaras sociales y todos las tenemos incorporadas en nuestra personalidad, por lo que contamos con la capacidad de disociar nuestra personalidad adaptándonos al contexto o a las personas que tengamos delante. 

En un Narcisista, esto se da de una manera muy desproporcionada y en lapsos muy cortos de tiempo. 

Él o ella puede cambiar de personalidad de forma radical, cosa que alguien sin este trastorno no puede hacer porque se quedaría en la disociación. 

Un Narcisista podría estar gritándote en una estancia, y si entrara otra persona en ese momento donde os encontráis, cambiaría su forma de comportarse en cuestión de segundos, poniendo para ello su mejor cara a la persona que acaba de entrar, pareciendo una persona adorable, como si fuera una persona totalmente diferente, quedando la experiencia negativa solo para ti.

Los narcisistas te impiden con sus artimañas tener tu espacio de intimidad

El guardarnos aspectos que sólo uno mismo conoce es un derecho necesario de todas las personas.

Delante de una personalidad narcisista, es muy complicado a veces guardarnos nada para nosotros, ya que nos piden cuentas de cualquier cosa que ellos consideran es su derecho a conocer, siendo por ello muy absorbentes con sus parejas.

Ellos / as quieren explicaciones todo tu día, con qué personas te has visto, por qué has llegado 2 minutos tarde.

Van a pretender que les enseñes tu teléfono a la menor ocasión en que sientan desconfianza hacía ti (muy a menudo), para ver tus conversaciones de WhatsApp, te van a preguntar muchas veces en qué piensas… 

La maldad del narcisista perverso

Esto se resume en que no te está permitido tener tu espacio de intimidad.
Te dirán que, “es que en el amor no hay espacio para el secretismo”. Pero esto en realidad no va de secretos, sino de un intento muy agresivo de control por su parte, en detrimento de tu privacidad. 

Aunque nos encontremos en una relación larga, casados o tengamos hijos, tenemos todo el derecho del mundo a tener nuestra propia intimidad, porque es nuestro espacio personal y totalmente necesario.

Que nadie te lo intente arrebatar. El perder este espacio hará que tengas la sensación de que la otra persona es omnipotente y que tengas que pedirle permiso para hacer o tomar cualquier decisión, por lo que estarás viviendo en un estado de indefensión absoluta.

Te das cuenta de que a su lado no consigues ser feliz 

La sensación que tienes es de como si esa persona pusiera freno a tu felicidad, te comienzas a dar cuenta de que le molesta o le pone nerviosa tu felicidad.

Comienzas entonces a guardar esa felicidad para ti, procurando no mostrarla, hasta que un día dejas de sentirla. 

Se dan casos de víctimas de un abuso narcisista que han tenido que ir todavía más allá, ya que incluso han tenido que aprender a adoptar el rol de víctima, con una actitud totalmente sumisa, o de mostrar tristeza, porque sólo cuando el narcisista abusador te ve mal, son felices realmente.

Si te ríes por algo que has leído, o haces algo que te hace feliz, el o la narcisista se enfadará por alguna razón, para conseguir que te sientas culpable por ello. 

Las víctimas de un o una narcisista prefieren esa neutralidad emocional antes que soportar el sentimiento de culpa, y los castigos, venganzas y arranques de ira, más que probables de los abusadores narcisistas.

Hace que tu autoestima se hunda sin que nadie se de cuenta

Vas a notar que tiene gran habilidad para rebajar tu autoestima utilizando un lenguaje verbal y no-verbal que sólo tú puedes entender.

El resto de las personas permanece ajeno a estas señales. Estando en una reunión social con más personas, quieres hablar o tener un poco de atención, pero el perverso/a y te frena en seco con ese lenguaje que sólo tú conoces. 

De esa manera logra no ponerse en evidencia delante de los demás, no mostrando su verdadero rostro ante ellos, y logrando si se lo permites, dominar y doblegar tu carácter y persona.

El culpable de que el cometa malas acciones eres tu

Curiosamente tú siempre vas a ser el culpable de que la otra persona se enfade contigo, sienta rabia, sea infiel o de cualquier otro problema que se vaya presentando entre vosotros.

 Cuando te insulta, o te grita lo va a hacer utilizando el mensaje subyacente de que esto no pasaría si tu fueras diferente. 

Atención porque esta es una de las señales más importantes para identificar a un perfil perverso: 

Estos perturbados se muestran incapaces de asumir su parte de responsabilidad en los problemas y roces de una relación.

En realidad lo que ocurre es que no tienen capacidad de asumir que su frustración y rabia parten de su frágil ego. Como método de defensa utilizan estas artimañas, pretendiendo así justificar sus enfados y berrinches de esa manera.

Juega al escondite contigo, el frío y el calor, una de cal y una de arena

Una vez que te ha atrapado en su trampa de “amor”, desde su etapa de love bombing, se va a dedicar a rechazarte cuando estés muy detrás suyo, pasando a lo contrario cuando te alejes, cambiando su táctica y acercándose de nuevo a ti para mantenerte en el radar, utilizando la táctica del hoovering, o «aspiradora narcisista», y así no perderte de vista, a ti, y a todos o todas los demás que tenga atrapados en su red…

Este mecanismo que utiliza es el eje vertebral de la dependencia afectiva, utiliza el motor de la herida emocional del abandono

Este refuerzo intermitente que utilizan es la base del vínculo traumático en la fase adulta

Este ser se mostrará muy frío con la finalidad de que te veas en la obligación de usar toda tu energía y tiempo en “recuperarlo” de nuevo. 

Este tipo de pautas agotan muchísimo emocionalmente, por lo que llega un momento en que insistes menos, e incluso puede ocurrir que te alejes por pura supervivencia emocional. 

Este preciso momento es el que este ser estaba esperando, encontrarte con la energía y la guardia baja, para no dejarte respirar; se va a mostrar mucho más amoroso, y va a dar lo mejor de sí mismo con la pretensión de que vuelvas a engancharte de forma más intensa aún, para que vivas de esa forma en la ambigüedad y en la confusión más absoluta, sin saber qué ocurre realmente y pasando a estar totalmente a su merced.

En el inicio será como si hubieras conocido el amor de tu vida

Al principio de vuestra relación se va a mostrar como tu alma gemela, y te va a hacer pensar que habéis nacido para estar el uno con el otro.

Con esta forma de actuar potencia el atraparte en su red maligna adaptándose al 100% a ti y tu forma de vivir la vida. 

Estos seres disocian su personalidad de forma magistral hasta un punto de mimetismo altamente eficaz, que es capaz de enamorar a cualquier persona, valiéndose de otra herramienta poderosa, que no es más que esa proyección inconsciente que hacemos en el otro

Sientes a causa de ello, desde lo más profundo de tu ser que esa persona es para ti, y qué encontraste lo que estabas buscando al fin.
Le gustan casi al 100 por 100 las mismas cosas que a ti, con un entusiasmo para el que no estabas preparado ni mucho menos, y por ahí rompe tus defensas.

Te dice cosas como: “contigo me siento yo mismo, me siento libre, tú sí que me comprendes, nunca nadie me había entendido de esta manera”. 

La víctima que está recibiendo ese bombardeo de amor (Love bombing), va a sentir que está viviendo en una luna de miel de ensueño, todo un cuento de hadas propio de una película, y es que estos seres utilizan tus necesidades, carencias y deseos, proyectándose hacia el futuro, logrando así anclar a su víctima en esa falsa ilusión, que para nada van a cumplir ni de lejos. 

Cuando hayas decidido que esa persona va a ser el amor de tu vida, y te encuentres más atrapado y enamorado, es entonces cuando la red de mentiras va a ir cayendo poco a poco, con todo tipo de ambigüedades por su parte para que tardes lo máximo posible en quitarte la venda que llevas en los ojos. 

20 señales de que estás con un perverso narcisista, la devastadora fase de devaluación

Aquí es cuando empieza la temida etapa de la devaluación, este temido y devastador mecanismo perverso de refuerzo intermitente donde uno se queda atrapado desde el bloqueo y la falta de comprensión de lo que está ocurriendo, como si te hubieran aplicado una llave de judo inmovilizadora. 

Tus ganas de querer recuperar a esa persona y la relación que teníais al inicio de la misma, y que hizo que te enamoraras, te dejará en un estado de espera interminable si no pones medidas, conduciendo si no despiertas del embrujo creado a que normalices el abuso que estás recibiendo.

Por todos los medios te va intentar aislar de todas las personas que te aprecian 

Sobre todo ten en cuenta de que cuanto más dure la relación con el abusador/ra, más solo o sola te vas a sentir. Tu círculo de amistades se va reduciendo paulatinamente con casi total seguridad, las relaciónes con tu familia se van a ir deteriorando con el paso del tiempo. 

¿Cómo sucede esto? Tu narcisista se ha ido encargando de irte enviando mensajes negativos, de manera continuada, sobre esas personas a las que quieres

Esto va calando en ti poco a poco hasta que haces realidad esa creencia que se ha preocupado de sembrar en tu persona. Otra demoledora técnica que estos seres utilizan contra ti, es que cada vez que tu veas a tus amigos o familiares, el perverso/a narcisista te va a castigar de alguna retorcida manera. 

Así que por mecanismos de condicionamiento que te van aplicando, vas dejando de ver a tus seres queridos para no vivir esas situaciones de represalia que te aplica

¿Qué sentido tiene alejarte de tus seres queridos? Pues el conseguir aislarte para que seas todavía más vulnerable, poder manipularte a su antojo, teniendo así el control absoluto sobre ti desde una indefensión aprendida. El síndrome de Estocolmo aparece con fuerza en este nivel de la relación, ojo con el…

Intentará provocar en ti temor y pavor buscando el controlarte a través del miedo

Las reacciones de ira narcisista que vas a sufrir no tienen un patrón de conducta determinado, lo que hace que nunca sepas en qué momento va a reaccionar de forma negativa el otro, así que dejas de hacer cualquier cosa para evitar cualquier posible enfrentamiento. 

Si permites esta situación te vas a encontrar con que estás «viviendo bajo el yugo» de la incertidumbre afectiva, que es la base de la crianza promovida por un progenitor con trastorno narcisista en, en el que aplica de forma despiadada un refuerzo intermitente muy efectivo para subyugar tu voluntad.

Consigue de esta forma el manipulador que la otra persona sienta siempre un sentimiento de deuda o culpabilidad, haga lo que haga.

Busca el hacerte sentir culpable, un clásico de la manipulación

Estos manipuladores expertos pueden lograr hacerte sentir culpable de sus enfados y berrinches, la falta de dinero en el hogar, que se siente incomprendido o abandonado, que no le amas lo suficiente, o no le prestas la atención que precisa de tu parte.

Naturalmente lo hace para no asumir la parte de responsabilidad que le pertoca de las tensas situaciones que vivís juntos, logrando evitar que puedas tomar conciencia de lo que está haciendo contigo en realidad. 

Si logran convencerte de esto, de que eres responsable de que el otro esté mal, piensas que le puedes encontrar una solución a este problema, pues es causa tuya, y está en tu mano en volver a retomar todo lo bueno que hubo en el pasado.

Lo malo es que al asumir un nivel de culpa que no nos corresponde ni mucho menos, entramos en una fase de deuda ficticia y de indefensión que es muy complicada de gestionar por nuestra parte, y que además nos deja anclados con otro mecanismo más al vínculo traumático con el manipulador.

El perverso narcisista va incrementando la violencia de forma progresiva hacía tu persona. 

Debes de tener mucho cuidado con lo que toleras a la otra persona, porque en esa primera etapa de violencia, insulto o muestra de desprecio por su parte, sería muy juicioso el poner el primer y único límite que vas a permitir, trazando una raya muy clara al respecto de sus actitudes. 

Al tolerar estos comportamientos si no los neutralizas, vas a normalizar estas acciones, dando pie a que el narcisista vaya incrementando el nivel de violencia paulatinamente.

En este estado de normalización disociativo, si vuelves a tolerarlo y a normalizarlo, llega un día en que la persona narcisista ejerce la agresión física sobre tu persona, siendo ya muy complicado revertir esta situación sin ayuda.

Esto no habrá sido del día a la mañana, ya que saben perfectamente racionar el maltrato por etapas, poco a poco y midiendo tus reacciones a cada ocasión.

La perversión que les domina es muy visible en el sexo

Suelen ser personas que les gusta mucho dominar en el sexo. De manera aislada no tendría de suponer ningún problema para ti, siempre y cuando haya total entendimiento entre ambas partes. 

Sin embargo es un buen indicador si se presentan como añadido la mayoría de los puntos antes mencionados. 

Ten en cuenta que van a aprovechar ese juego, que es un momento de conexión bastante potente entre las personas, para seguir machacando de forma inmisericorde a su presa.

Procurarán someterte también en este ámbito para seguir abusando de ella sin descanso, utilizando la excusa de que es un juego sexual nada más.

No van a permitir un no a sus demandas en la alcoba, tenlo por seguro, y si no se lo das van a procurar por todos los medios el hacer que te sientas mal, comentarán que eres asexual, impotente o frígida, y que nuevamente todo está mal en ti porque no quieres acceder a lo que te piden.

El estado de sumisión y bloqueo emocional se puede manifestar de forma muy patente cuando esto sucede.
Si no te plantas de pleno y les marcas claros límites en sus comportamientos, ocurre que terminarás por sucumbir a sus demandas o con la autoestima claramente lesionada.

Si desapareciera de tu vida, tus problemas también lo harían. 

Si ese ser decidiera marcharse de tu vida, todos esos malestares y situaciones tóxicas también lo harían. Toda la culpa que te hace sentir, así como la vergüenza, ira, el miedo, y la confusión día sí, día también se irían junto con esa persona.

Te sentirías libre por primera vez en mucho tiempo, sin ninguna carga en tus hombros, y con energía para vivir tu vida de forma sana.

Una relación tóxica simbiótica

Tienen que establecer una relación simbiótica contigo por necesidad, es como una diabólica fusión, en que la dependencia emocional es el eje vertebral de lo que os une

Esto parece transmitir el siguiente mensaje a tu mente: “no importa lo que pase fuera de la relación, porque ahora lo único que es fundamental somos nosotros”. 

El hecho de pegarse a ti de esa forma tan intensa, emocionalmente, sexualmente, y continuamente, es lo que genera esa fusión maligna e insana. 

En el momento que pidas tu espacio, el narcisista se va a poner en marcha con fuerza para aumentar el nivel de esa dependencia emocional. 

Utilizará para ello desde castigos encubiertos como la ley del silencio, la indiferencia, la victimización, el chantaje emocional o el acoso de todo tipo hacía tu persona, con el fin de aumentar el pegamento mental y tóxico que os une.

Su conducta es muy infantil y necesita siempre de  toda tu atención 

Como un niño o niña que necesita siempre toda la atención, incluso en la distancia. Y si no la recibe a las buenas, ya puedes estar seguro de que va a ser por las malas.

Tu energía disminuye rápidamente absorbida con sus llamadas continuas de atención, con ese infantilismo y falta de madurez, con ese bombardeo de mensajes vía WhatsApp

Cuando un día por fin obtienes un poco de silencio, entonces te sientes mal, porque no estás acostumbrado a estar contigo mismo. 

Cuando cesa de golpe toda esa demanda de atención, algo muy extraño ocurre en tu mente, comienzas a pensar que ha dejado de quererte, que va a haber consecuencias negativas, y hasta que quizá ha conocido a otra persona.

Créeme si te digo que ojalá hubiera sido así, y este ser perturbado se hubiera alejado de tu vida al fin.

El vínculo de dependencia emocional obtiene su combustible de este tipo de dinámicas tóxicas, detéctalas y aléjate de ellas cuando aparezcan en tu vida.

El hábil uso de la mentira del que son capaces

Hay que aclarar que no todos los mentirosos tienen trastorno narcisista, pero lo cierto es que éstos suelen mentir muy a menudo. 

La mentira es una parte de su estrategia muy fundamental y la utilizan de manera siempre que sea necesario.
La pueden usar para ponerte a prueba, por supuesto para no tener que asumir su responsabilidad, obtener aprendizaje de las reacciones de los demás, crear fantasmas a tu alrededor y triangularte con personas que no existen en realidad, también usarán la temida luz de gas contra ti.

Utilizan mucho las palabras como honestidad, verdad, y sinceridad, para promover el embuste que tienen planeado y convencete así más rápido de su sinceridad, y de que son buenas personas de las que te puedes fiar incondicionalmente…

Presentan una gran tendencia a ser paternalistas

Ejercerá su autoridad como si fueras un niño que no sabe hacer nada por sí solo, por lo que él asume ese rol de progenitor que va a enseñarte cómo desenvolverte por la vida, trabajo, relaciones sociales, y espera por supuesto que le des las gracias por ello, con todos los honores…

Te va a dar órdenes y tú las vas a cumplir, porque los roles empiezan a desdibujarse. Se va a poner a jugar con tus miedos para que cada vez dependas más de sus opiniones, y va a seguir así hasta que te conviertas en alguien muy sumiso y que sin su consentimiento no va a dar ningún tipo de paso en su vida.

Es un lavado de cerebro en toda regla, y un arma muy efectiva. Ese paternalismo patológico es una forma de reeducación que pretende anular a la otra persona de su propio criterio personal.

El objetivo es que pierdas tu identidad personal para que dependas de la del otro para existir, como un ser sin dignidad ninguna.

Son gruñones y malhumorados una vez caen las máscaras

Se enfadan por cualquier cosa con gran facilidad, de repente y sin previo aviso alguna cosa sin importancia le puede hacer montar el mayor de los dramas inimaginables. 

Utiliza lo cotidiano para generar conflictos de la nada, distanciamiento contigo, culpa, dominación y confusión.
Cuando el nivel de explosión de rabia no se corresponde con la causa, hay que comenzar a desconfiar e investigar dónde estamos metidos.

Su diálogo está lleno de promesas, que no se cumplen nunca

Una forma tremendamente efectiva de enganchar a sus víctimas, es desde la proyección en el futuro de los deseos y necesidades de ésta en forma de suculentas promesas. 

Curiosamente nunca se va a cumplir ninguna, y además siempre va a tener una excelente excusa del porqué no las ha podido cumplir. 

Nunca más hablará mal de ti delante de tus amigos o familiares según él o ella, no te va a insultar o a gritar más, pero esas acciones siguen pasando…

Sacan crédito muy valioso de las promesas y del ideal que te proyectan, siendo esta una forma de seducción muy efectiva.

El uso del chantaje emocional de forma sistemática 

Si no haces lo que él quiere, te amoldas a sus caprichos y peticiones, haces cosas por tu cuenta sin consultarle, va a comenzar a utilizar el chantaje emocional de forma muy intensa. 

Se va a hacer la víctima, dirá que está triste, enfadado e incluso puede llorar para intentar conseguir sus objetivos de salirse con la suya. 

Si tomas la decisión de que ya está bien y quieres dejar a esa persona, pueden llegar a amenazar con quitarse la vida. Si es un perverso narcisista no lo va a hacer nunca, estate tranquilo/a, porque uno de sus mayores miedos es el de desaparecer de la existencia. 

Es probable que te suelten también la típica frase que nunca vas a encontrar a alguien como él o ella, lo cierto es que esperemos que así sea, y no te vuelvas a cruzar nunca más con uno de estos elementos.

La reflexión final sobre los narcisistas y recomendaciones finales

Con esta información en la mano, es fundamental detectar situaciones y tomar acciones para mejorar tu vida, gracias a estas 20 herramientas con las que cuentas ahora. 

Si muchos de los puntos mencionados aparecen con esa persona, lo cierto es que te encuentras dentro de algo muy tóxico, así que ponle remedio de la manera más rápida posible.

Lo cierto es que deberías salir de ahí de la manera más rápida posible, y de que pidas ayuda a tus personas de más confianza si ves que te es complicado el poder escapar de esa situación, piensa que la mejor y más efectiva forma de hacerlo es aplicando una estrategia muy efectiva, llamada contacto cero.


Te puede interesar

El hombro frío narcisista
¿Que es el hoovering narcisista?
La triangulación narcisista

De frases de la vida

Frases de la vida

Última actualización el 2022-06-27 / Enlaces de afiliados

Deja un comentario