¿Qué es la Luz de gas narcisista?

El gaslighting es un tipo de violencia psicológica donde el maltratador trata de alterar la percepción de la realidad de la víctima utilizando la luz de gas narcisista, que es una técnica horrible de control y manipulación mental.

Esta forma de proceder debe su nombre a la película Gaslight, de George Cukor.
Consiste principalmente en hacer creer a la víctima que no se puede fiar de su memoria y sentidos para percibir la realidad, creando una serie de acciones en su entorno que vayan debilitando su confianza en sí misma.

Es un proceso continuo de acoso y derribo por parte del narcisista, con graves consecuencias para la persona que es objeto de ella, además de que es difícil de detectar, tanto por ella misma como por las demás personas de su entorno.

Las señales de la luz de gas

¿Qué indica que podríamos estar sometidos a la luz de gas narcisista?

  • Te repiten de forma constante que estás loco o loca, por lo que flaquea la confianza en tu salud mental.
  • La persona que está abusando de ti, tiene facilidad para dar la vuelta a las situaciones, apareciendo como víctima de las mismas.
  • La persona narcisista va a lograr convencer a la víctima de que es la única responsable de que todo haya salido mal.
  • La víctima tiene una fuerte sensación de irrealidad o despersonalización, llega a dudar de forma constante de la misma. Esto no pasaba antes del gaslighting.
  • Naturalmente la víctima jamás tiene la razón, incluso en el asunto del más mínimo valor, el narcisista se ha de salir con la suya y tener razón.
  • Todo lo que tiene valor para la víctima del abuso de gaslighting es atacado por el maltratador.
  • Te van a mentir en tu cara, y en muchas veces de forma desvergonzada. Esto va a ser una norma una y otra vez con esa persona.

Las personas que te hacen luz de gas

Por lo general serán personas manipuladoras, y en algunos casos más severos, con algún tipo de trastorno de personalidad, como el trastorno de personalidad narcisista, o TPN.

Con esta táctica estos seres buscan la anulación de tu voluntad como persona, y el poder manipular a su antojo tu vida, para obtener ventajas a su favor de toda índole.

Es necesario que detectes estos comportamientos tóxicos hacía tu persona y les pongas fin, o simplemente te alejes de esa persona con un contacto cero, pues no van a aportar nada bueno a tu vida. 

La luz de gas narcisista, su herramienta favorita de manipulación

Debes conocer el proceso y evolución de este comportamiento, así como sus etapas, las cuales son las siguientes: idealización, devaluación y descarte.

La fase de idealización 

El abusador se proyecta como el compañero perfecto en esta parte. A tener en cuenta de que aquí se utiliza el denominado Love bombing, o bombardeo de amor.
La máscara que nos ofrece el engatusador es perfecta, conoce nuestros gustos y deseos a la perfección, y nos ofrece un futuro perfecto a su lado (que nunca se cumplirá), en el que nos promete la luna y colmar todos nuestros anhelos más profundos.

Aquí la víctima se encuentra sumergida en un estupendo y placentero sueño a modo de cuento de hadas, del que no le gustaría despertar, aunque lamentablemente lo va a hacer, y de forma bastante brusca por cierto. 

La etapa de la devaluación 

Las tornas comienzan a cambiar en esta parte del juego. Aquí la víctima pasa de ser “adorada”, a todo lo contrario, las faltas y afrentas serán constantes, y el cambio de personalidad del narcisista bastante evidente. 

Lo podrán hacer de forma más o menos sutil, o a veces con una brusquedad desconcertante, que te dejará descolocado, dando la sensación de estar tratando con otra persona totalmente diferente a la que conocíamos.

La víctima intentará por todos los medios volver a la situación anterior, intentando descubrir qué es lo que ha fallado, y no parará de darle vueltas para intentar solventarlo, y ese será su error…

La parte final del juego, el descarte

Esta es la fase de los problemas gordos para la víctima. La persona que abusa ya no se preocupa de arreglar la situación, compensando con migajas de vez en cuando. 

A tener muy en cuenta de que la persona abusada vendrá de una etapa de desgaste personal muy grande, intentando arreglar algo que no tiene arreglo, pensando cuando el narcisista le ofrezca algún estimulo positivo (cada vez más escasos), que están a punto de volver a la idílica situación de antes, utilizando para ello el refuerzo intermitente contra ti.

Todo esto provocará que cuando se produzca el descarte definitivo, la víctima quede destrozada a nivel emocional, cosa que le hará muy vulnerable si el narcisista desea volver de nuevo a su vida, a través de un hoovering o aspiradora narcisista.

¿Cómo se puede salir de una situación de luz de gas?

Romper con una persona que nos trata de malas maneras puede parecer que es fácil, pero en la mayoría de casos ocurre todo lo contrario. 

Las víctimas que han recibido «luz de gas narcisista», en muchas ocasiones ya no saben cuál es el criterio o la realidad correcta, siendo más difícil de detectar que los abusos físicos para ella misma y para su entorno cercano.

Será necesario por tanto detectar las anteriores señales, para poder establecer la situación en la que estamos metidos y poder tomar medidas

Será muy importante también reforzar nuestra autoestima y retomar contacto con el resto de relaciones sociales de nuestro entorno, así como pedir ayuda si fuera necesario.

Es de lo más importante el volver a un marco de realidad que no esté distorsionado, y lograr salir de ese agujero negro en el que nos han metido.


Conoce más de los narcisistas

El love bombing narcisista
¿Qué es un narcisista?
Frases narcisistas 

De frases de la vida

Frases de la vida

Última actualización el 2022-05-19 / Enlaces de afiliados

Deja un comentario